Espacios recreativos infantiles brillan por su ausencia

Por Zulay Carrillo @zulaycarrillo84

 

El juego entre los niños es esencial para su desarrollo social, emocional, cognitivo y físico y el espacio en el que este se desarrolle va de la mano con dicha concepción, sin embargo desde hace unos cuantos años, la infancia calaboceña carece de lugares públicos en los cuales distraerse debido al abandono total de los parques con los que en un momento contó la capital del municipio Miranda y los cuales pasaron a ser sólo un bonito recuerdo de las generaciones que si pudieron disfrutar de estos.

Los padres no tienen opciones en Calabozo para llevar a sus hijos. Del parque La Represa sólo quedó el nombre, pues los columpios y toboganes se fueron deteriorando ante la mirada indiferente de los organismos competentes, a pesar de que su ubicación y extensión lo convirtieron en un atractivo por muchos años; lo mismo ocurre con el parquecito de Pinto Salinas y el de Caja de Agua.

Los parques infantiles juegan un papel muy importante entre la población infantil, es un punto de reunión con los amigos donde se desarrolla la sociabilidad y la comunicación, un lugar en el que pueden realizar actividades físicas, correr, jugar, estar al aire libre. Lamentablemente en el municipio Miranda el mantenimiento de los parques infantiles ha sido una asignatura pendiente por parte de gobiernos e incluso de las mismas comunidades quienes han dejado perder este recurso infantil.

En virtud de la situación actual de los parques infantiles de Calabozo, es importante argumentar que en Venezuela la recreación es un derecho establecido en la Constitución de la República. El artículo 111 enfatiza que toda persona tiene derecho a la recreación y el deporte como actividades que “benefician la calidad de vida individual y colectiva”. En ese sentido, el Estado debería asumir la recreación como política de educación y salud pública, además de garantizar su promoción.

Además de la Constitución, el artículo 63 de la Ley Orgánica para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes establece el derecho al descanso, recreación, esparcimiento, deporte y juego, dirigidos a garantizar “el desarrollo integral de la población infantil y a fortalecer los valores”, es por ello que el Estado, de la mano con la ciudadanía, debe impulsar “programas de recreación y de esta manera, fomentar juegos tradicionales vinculados con la cultura nacional”.

Imagen2Imagen3Imagen4Imagen5Imagen6Imagen7Imagen8Imagen9Imagen10

A %d blogueros les gusta esto: