La judoca venezolana Elvismar Rodríguez, número uno de la clasificación mundial de su peso (70 kilos), señaló que volver a competir con la bandera de Venezuela en los Mundiales de Budapest que comenzarán el próximo lunes, tras no haber podido hacerlo por sanción, le produce una gran emoción.

La joven judoca (Puerto Ordaz, 1997) ha competido bajo bandera de la Federación Internacional de Judo en el último medio año debido a la sanción administrativa que se le impuso a la Federación Venezolana por incumplimiento de pago en torneos internacionales.

El castigo se aplicó a dirigentes, entrenadores, árbitros y deportistas.

“Esta va a ser la primera vez que vamos a competir por Venezuela una vez ha terminado la sanción y volver a hacerlo con la bandera venezolana es una emoción súper grande, ya que era mucho tiempo sin hacerlo y ahora será así”, explicó a Efe la judoca, que prepara los Mundiales en Valencia (España) bajo la supervisión del diploma olímpico español Sugoi Uriarte.

 Ningún judoca venezolano, hombre o mujer, había encabezado antes la clasificación mundial en cualquier categoría. La Federación Internacional destaca a Elvismar como una de las deportistas jóvenes con más opciones de culminar este ciclo olímpico con una medalla en los Juegos de Tokio 2020.

Ya suma cinco medallas en pruebas del Grand Slam y otras tantas en Grandes Premios.

La venezolana reconoció que supone una presión acudir a los Mundiales como una de las favoritas, pero su objetivo es lograr el oro para dar una alegría a su país.