El seleccionador ruso, Stanislav Cherchésov, aseguró que a partir de la eliminación de su equipo a manos de Croacia animará a la selección de Bélgica, ya que le cae “simpático” su entrenador, el español Roberto Martínez.

“¿Animar? Apoyaré a los belgas. Conozco a su entrenador, Roberto Martínez. Me cae simpático. Estuvimos juntos en Brujas no hace mucho“, dijo Cherchésov en una entrevista con la televisión.

Cherchésov, que aún no ha confirmado que vaya a permanecer en el cargo tras alcanzar los cuartos de final de un Mundial por vez primera desde la caída de la URSS, aseguró que no piensa seguir el torneo.

Después miraré los partidos por televisión, como entrenador“, señaló.

La gran mayoría de jugadores, leyendas del fútbol ruso y soviético, técnicos y expertos abogan por la renovación del seleccionador, que fue muy criticado en vísperas del torneo al establecer un nuevo récord negativo de partidos sin ganar al mando del equipo nacional, con siete.

Con vistas al futuro, lo único que ha dicho hasta ahora es que espera que el equipo llegue aún más lejos en la Eurocopa de 2020, que se disputará en varios países, incluido Rusia.