James aún no ha hablado sobre sus planes para Los Ángeles, pero si quisiera, ya ha demostrado que puede actuar y no solo “bien para un deportista”. 

Su único verdadero papel en el cine, como él mismo en la cinta de Amy Schumer “Trainwreck” dirigida por Judd Apatow, le mereció grandes elogios en el 2015. La crítica de cine de AP Lindsey Bahr lo llamó una revelación de la comedia, mientras que Ann Hornaday del Washington Post dijo que mostró tener perfecta cadencia para el humor socarrón.