Kim Kardashian contó sobre su matrimonio de 72 días con la estrella de la NBA, Kris Humphries, y dijo que “físicamente” no podía seguir casada con él. Inclusive explicó que su mamá intentó que no se casara, pero todos sabemos cómo terminó la historia.

Sin embargo, ¡te sorprenderá su mayor arrepentimiento! La madre de dos admitió que lo que más odió fue verse embarazada en la pantalla. “Me veía como una vaca, no soporto ver esos episodios”, confesó Kim.

Las hermanas compartieron de todo, desde dónde se escondían en la casa para llorar, hasta el rumor más grande que escucharon sobre ellas mismas. “Todas nos hemos acostado con Scott Disick”, bromeó Khloé Kardashian.