Así fue el paso de Aída Merlano a Venezuela y lo que hizo luego de su fuga

La primera noche luego de su fuga Aída Merlano Rebolledo se habría refugiado en un apartamento ubicado en el barrio Toberín, en el norte de Bogotá.

En esa vivienda habría permanecido por dos o tres días, hasta que se trasladó a un sector más popular en Kennedy. Todo indicaría que desde el primer momento estuvo acompañada de Yeico Manuel Vargas Silvera, con quien la capturaron en Venezuela y con quien sostendría una relación sentimental desde hace unos tres años.

El trabajo investigativo que se inició el mismo día de la fuga, y en el que se reconstruyó la ruta de llegada y escape del motociclista que recogió a Merlano, no permitió identificar por completo la placa de la moto. Sin embargo, sí pudieron analizarse las características de ese vehículo.

Así, las autoridades manejan la hipótesis de que luego del escape, la moto pudo ser vendida para comercializarla como autopartes en el mercado de lo ilegal. Esta situación se presenta para evitar su localización e identificación.

El grupo que se integró entre Policía y Fiscalía para investigar los hechos que rodearon la fuga de la ex congresista y buscar su recaptura ha tenido una dificultad. Merlano cuidó al máximo sus comunicaciones.

«Desde el momento de su fuga se realizaron las tareas de rigor, amparadas por órdenes judiciales. Entre ellas se nos ordenó estar atentos a los movimientos de sus familiares cercanos, así como a sus medios de comunicación. Durante los cuatro meses de su fuga, nunca se logró interceptar una comunicación de ella, lo que nos hace pensar que se comunicó con su familia a través de un tercero o de aplicaciones que permiten mensajes encriptados», dijo a El Tiempo un investigador.

De Bogotá a La Guajira

Para los encargados del caso, Vargas fue quien organizó su salida a Venezuela. De Bogotá se habrían trasladado por tierra hacia La Guajira, a mediados de noviembre. Aunque no hay una fecha exacta, lo claro es que pasaron desde Maicao a Paraguachón.

«Paraguachón es prácticamente territorio de los dos países. Si por Cúcuta hay trochas, en este sector se quintuplican y hay redes establecidas dedicadas a pasar a los ilegales. Muy seguramente así pasó Aída. Siempre tuvimos un gran porcentaje de certeza de que ella se refugiaba en Venezuela», resaltó el investigador.

Señala la fuente que estando en La Guajira pudieron tramitar los documentos falsos, cédulas y hasta pasaportes porque se tienen identificadas tres o cuatro organizaciones dedicadas al traslado ilegal de migrantes.

Otra hipótesis de los investigadores es que durante todo este tiempo la pareja cargó con grandes sumas de dinero en efectivo. Esta precaución se da para no dejar huellas bancarias que permitieran su ubicación y para pagar o atender imprevistos durante su desplazamiento.

Comments

0 comments

Más artículos
Sin insumos en hospitales: Estudiantes de medicina protestaron en Guárico