Adolescentes embarazadas en riesgo de desnutrición

Por Diario El Universal

La directora de la Fundación Bengoa, Maritza Landaeta indicó que actualmente el 23% de las mujeres embarazadas en Venezuela son adolescentes y que estas, a su vez, presentan un alto riesgo de desnutrición.

 
«Esta población tiene un alto riesgo de desnutrición porque muchas de ellas comienzan el embarazo en condiciones muy malas, desde el punto de vista nutricional», dijo Landaeta a El Universal.
 
La experta, explicó que esta población no asiste desde temprano al control prenatal. Por lo tanto, no reciben los suplementos necesarios que son vital para el desarrollo de la madre como del feto.
 
Aunado a esto, la doctora aseveró que las adolescentes tampoco consumen una dieta equilibrada y balanceada durante el proceso de gestación.
 
«El no tener una cantidad de nutrientes adecuados, las plaquetas de las embarazadas no tienen suficiente oxígeno para que la criatura crezca bien. Entonces, estos niños, dentro del útero, van creciendo con lo que denominamos un retardo de crecimiento intrauterino», afirmó la directora de Bengoa.
 
Según la especialista, esta situación se debe por la falta de información en cuanto a la importancia que tiene un control prenatal y el impacto del factor nutricional; es decir, la alimentación adecuada para la etapa que vive la paciente. 
 
En tal sentido, la falta de control prenatal, el cual es indispensable en los tres primeros meses de gestación, y la carencia de nutrientes traen como consecuencia un alto riesgo de mortalidad durante el parto.
 
«Estimamos que el incremento de la mortalidad materna tiene que ver con el perfil de salud que tiene la madre llega al momento del parto», sostuvo Landaeta.
 
En cifras
 
Un informe que realizó la organización Cáritas de Venezuela, constató que los niños menores de cinco años presentan un incremento de 100% en la desnutrición aguda severa y de 20% en la aguda moderada en los primeros tres meses de 2019.
 
Por otra parte, la Unicef reveló en junio de este año que al menos uno de cada tres niños en Venezuela requiere urgentemente asistencia nutricional.
 
¿Qué hacer?
 
Landaeta destacó que ante un diagnóstico de desnutrición en el embarazo, se debe aplicar de inmediato el tratamiento adecuado. «Este consiste en tratar de subir las calorías y nutrientes específicos que esa madre necesita a través del hierro, calcio, ácido fólico y ácidos grasos», dijo. 
 
También, se debe reactivar el programa de atención maternal infantil para que se den los controles necesarios.

Comments

0 comments

Más artículos
Vehículo fantasma lo chocó y se dio a la fuga