Empresarios observan caída en el consumo de carne

 Por Diario El Universal/Marian Andrade Bermúdez

En los últimos años el consumo de proteínas ha disminuido de manera considerable en la población venezolana, especialmente la carne de res.

 Según fuentes del sector, en los años 90, el venezolano consumía 65 kilogramos de carne, divididas entre pollo, cerdo, res y pescado. Pero, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la población ha pasado a consumir solo 8 kg de carne de res al año, además de incluir a Venezuela entre los 41 países que necesitan ayuda alimentaria externa.
En un recorrido de El Universal, por distintos mercados y carnicerías de la capital se observó el aumento en el precio de la carne de manera considerable, necesitando en algunos lugares más de dos salarios mínimos para adquirir un kilo del producto.
En distintos expendios del municipio Libertador el costo de la proteína de res pude variar entre 68.000 y 80.000 bolívares, mientras que en el Municipio Baruta se puede encontrar hasta en 90.000 bolívares, sobrepasando de manera importante el ingreso mensual establecido por el Gobierno.
 El presidente del Instituto Venezolano de la Leche y la Carne (Invelecar), Carlos Albornoz, destacó que solo 15% de la población venezolana tiene acceso al consumo de carne. “En 2013, un venezolano consumía 48 kg de pollo al año, hoy se consume 8 kg por habitante, actualmente consumen solo 2,7kg de carne roja y menos de 1 kg de cerdo por habitante al año”.
Por su parte, el director de la red de agroalimentos del citado instituto, Rodrigo Agudo señaló que el venezolano solo está consumiendo entre 15 y 20 kilogramos de carne al año, representando un tercio del promedio a nivel mundial, el cual ese ubica en 70 kilos.
Además, la disponibilidad de alimentos ha registrado un descenso de 10,69% entre enero y agosto, por lo que Cavidea ha reportado una caída en el consumo de alimentos de 96%, a la par que la compra de proteína animal ha mermado un 86%.

 Pequeño rebaño
El presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), Armando Chacín, sostuvo que durante los años 90 el 97% de la carne era producida en el país, agregando que actualmente está por debajo de las 8 millones de cabeza de ganado. Ello, explicó, debido a la implantación de la Ley de Tierras que “acabó de vaciar los anaqueles de los supermercados, con los productos hechos en Venezuela”.
 Asimismo se refirió a las expropiaciones las cuales , en su opinión, “acabaron con muchas unidades de producción, más de cuatro millones y medio de hectáreas que hoy no producen nada o muy poco”.
 Por lo tanto, confió, “en un país como el nuestro que tiene más de 30 millones de hectáreas con capacidad agrícola no hacía falta la expropiación como medio de someter a un grupo de la población que se encargaba de producir alimentos”. “La carne cuesta entre 3 y 4 veces menos de lo que vale en la frontera, entonces cuando en la capital se vende en Bs 80 mil, al productor agropecuario solo le pagan el kilo a Bs 12 mil”, agregó el directivo.
 Además resaltó el vocero que la crisis en los servicios públicos a nivel nacional, especialmente en los sectores rurales, afecta a la producción, asegurando que el sector está trabajando a media máquina. “Difícilmente habrá inversión de la empresa privada en el sector, y mucho menos de la banca pública o privada, ya que no tenemos acceso a crédito para reconstruir nada”, comentó al tiempo de indicar que para el productor es el Estado quien podría subsidiar esa actividad.

Comments

0 comments

Más artículos
Mercosur expresa «categórico rechazo» a violencia en Parlamento venezolano