Al inicio del levantamiento militar se supo, por un comunicado del mismo Ejército, que Mugabe se encontraba en su residencia con su esposa para protegerlos, sin embargo, días después se consideró la estadía como un casa por cárcel.

Ahora, justo un día antes de que el ex vicepresidente Emmerson Mnangagwa jure como presidente provisional, el paradero de Mugabe sigue siendo incierto.

La prensa local e internacional especula sobre ello, ya que se estima que podría estar en una de sus propiedades en Sudáfrica, ya que se filtró parte del acuerdo alcanzado con los militares zimbabuenses: renuncia sin persecución ni juicios.

 El representante del partido gobernante, Zanu-PF, en Londres (Reino Unido),  Nick Mangwana declaró para un diario local que «no alimentamos rumores pero hay fuertes indicadores de que el presidente Mugabe se fue a Zambia con el presidente Kaunda, esperemos para permitir una transición sin problemas».

Mnangagwa, su sucesor, jurará este viernes como presidente tras retornar al país del exilio luego de que el propio Mugabe lo destituyera a principios de mes, dejando el camino sucesorio en ese momento libre para Grace, que los rumores ubican en Namibia.