Horas después de firmar un pacto con la OEA en el que se comprometió a aceptar los resultados del tribunal, Nasralla dijo a periodistas que los datos fueron tergiversados durante varios cortes en el sistema informático del organismo.