Medios Internacional reseñan golpe de Estado en Venezuela

“Aquello que hemos advertido lamentablemente se ha concretado”. Con estas palabras, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, definió la usurpación de los poderes de la Asamblea Nacional (AN), dictada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en la sentencia N° 156 de la Sala Constitucional.

El punto 4.4 de la decisión de la sentencia de la instancia establece: «Mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones de la Asamblea Nacional, esta Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta Sala o por el órgano que ella disponga, para velar por el Estado de Derecho». Esta situación recuerda al llamado «Fujimorazo» de 1992 en Perú, que fue la disolución del Congreso peruano por decisión del presidente para aquel momento, Alberto Fujimori, propiciando un golpe de Estado al vulnerar la legitimidad constitucional establecida para el momento.

El secretario del organismo americano, que denominó la sentencia de la Sala Constitucional como un «autogolpe de Estado», no fue el único en referirse al dictamen del Poder Judicial.

Venezuela, por factores como las crisis económica y humanitaria que han asediado al país durante los últimos años, el señalamiento del Departamento de Estado al vicepresidente ejecutivo Tareck El Aissami por vinculaciones con el narcotráfico en la región o la diplomacia subida de tono presente desde el gobierno del difunto presidente Chávez; ha estado bajo la lupa del panorama internacional, y este acontecimiento ha captado la atención de distintos políticos y medios de comunicación alrededor del mundo.

En Latinoamérica diarios como La Nación, El Mercurio, El Tiempo y El Comercio abrieron sus portadas de este jueves 30 de marzo haciendo referencia a la remoción de las facultades del Poder Legislativo.

La Nación de Argentina, por ejemplo, abrió su página web con la reacción del secretario Almagro, titulando: «El secretario general de la OEA denuncia un ‘auto golpe de Estado’ en Venezuela». El Mercurio de Chile también hizo eco del término utilizado por el ex canciller uruguayo para definir la situación actual en Venezuela. «Entra la OEA: Almagro califica de ‘auto golpe de Estado’ el fallo de tribunal venezolano», fue el título escogido por el tabloide chileno para abrir su portal.

Otros medios como El Tiempo de Colombia expusieron la posición del Parlamento ante la remoción de sus facultades constitucionales y las declaraciones de sus integrantes. «Presidente del parlamento acusa a Maduro de golpe de Estado», escribió el diario del país vecino, acompañado de una foto del presidente de la AN, Julio Borges.

«Golpe de Estado en Venezuela es denunciado por el Parlamento», tituló El Comercio de Ecuador, haciendo referencia además a que las decisiones tomadas por el Poder Legislativo «han sido desconocidas por el presidente Nicolás Maduro».

Por su parte, El Comercio peruano abrió con palabras del jefe de gobierno de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, quien criticó la salida del orden democrático en Venezuela. «PPK: Latinoamérica es democrática. Es inaceptable lo de Venezuela», reza la portada de la página web del tabloide.

El Universal de México hizo referencia al hecho titulando: «Tribunal de Venezuela asumirá competencias del Parlamento». Parecido al de La Nación de Costa Rica, el periódico tico escribió: «Tribunal Supremo de Venezuela asume funciones del Parlamento; oposición denuncia ‘golpe de Estado».

El mundo, pendiente

Las reacciones de Latinoamérica se suman a las de diversos medios internacionales, que también enfocaron el hecho como un golpe de Estado y una violación del orden estipulado por la Constitución.

El diario de habla hispana más prominente en Estados Unidos, El Nuevo Herald, tituló la noticia como el final de un largo plan orquestado por el presidente venezolano: «Maduro consolida autogolpe en Venezuela, OEA convoca reunión de emergencia».

Mismo país pero diferente idioma, The New York Times y The Washington Post titularon: «Corte Suprema de Venezuela toma el poder de la Legislatura» y «Corte de Venezuela dice que puede asumir poderes del Congreso», respectivamente.

Financial Times, por su parte, reseñó en su primera página del 31 de marzo: «Decisión de Venezuela aumenta miedos de ‘libertad».

Al saltar el charco, en Europa también ha tenido repercusión la sentencia del TSJ, como puede observarse en la portada del diario español ABC.»La Asamblea acusa a Maduro de dar un golpe de Estado institucional», se lee en la página web.

Otro medio español tan resaltante como El Mundo escribió en su portal web: «Golpe de estado’ del chavismo: El Tribunal Supremo arrebata sus poderes a la Asamblea Nacional», mientras que El País resaltó la petición del Parlamento a las fuerzas armadas venezolanas. «La Asamblea pide al Ejército que defienda la democracia tras ser anulada por Maduro», escribió El País.

Al norte de España, en Francia, el periódico Le Monde resalta el asalto al «bastión» opositor titulando: «Venezuela: El Parlamento, bastión de la oposición, despojada de sus poderes por la Corte suprema».

Más lejano, en Qatar, Al Jazeera escribió en su portal web: Corte Suprema de Venezuela asume el rol del Congreso», escribiendo además que los críticos acusan al presidente Maduro de «propiciar un golpe de Estado» después de la decisión del máximo tribunal de quitarle los poderes al Congreso.

A %d blogueros les gusta esto: