Más de 50% de fallas en el servicio de Movistar son por hurto en estaciones

Una puerta desprendida, rejas torcidas, cables rotos regados por el piso y  cajetines vacíos es lo que se observa en la estación Sabaneta de Movistar, una de las 179 instalaciones de la empresa que han sido robadas en lo que va de año, lo que ha comprometido la prestación del servicio en las comunidades.

“Entre enero y lo que va de este mes se han registrado 256 hechos vandálicos, un alza de 94%, comparado con igual período del año pasado, en el que ocurrieron 130. Una misma estación ha sido violentada hasta 8 veces”, aseguró Victor Martínez, gerente general de Operaciones de la telefónica, durante un recorrido realizado por la estación Sabaneta, que está ubicada en El Hatillo.

El directivo aseguró que todo el sector de telecomunicaciones se ha visto afectado por el hurto y el vandalismo, que aumentó de manera importante en 2016 y ha empeorado este año. “En este momento podemos atribuir a esos eventos entre 50% y 60% de las fallas de servicio que tiene Movistar en todo el país”.

Afirmó que por los hechos vandálicos no solo se ve afectada la comunicación vía mensajes de texto, de voz y datos a través de los celulares, pues también se perjudican operaciones de la banca y los sistemas de organismos públicos como el Seniat, el Saime y el Saren.

Martínez refirió que actualmente 52 estaciones de las que han sido hurtadas no están operativas, de esas 20 están en proceso de recuperación, mientras que las otras 32 no se van a reparar por el momento por la gravedad del daño. “Hay varias zonas del país incomunicadas por esta situación. En La Vela de Coro, por ejemplo, no hay señal de ninguna de las empresas de telefonía”.

Precisó que entre el material más hurtado están los cables, a los que les extraen el cobre. También se llevan los motogeneradores o plantas eléctricas, los transformadores de Corpoelec y hasta material electrónico, que solo sirve para operaciones del sector.

“La reposición de los equipos es fundamental, pero adquirirlos nuevos es sumamente complejo, son muy costosos. Actualmente reparar una estación cuesta en promedio 9 millones de bolívares, aunque hay unas en las que hemos tenido que invertir hasta 40 millones de bolívares”.

Indicó que entre 2016 y lo que va de año la inversión para recuperar las estaciones robadas asciende a 3 millardos de bolívares, cifra que incluye la reposición del material hurtado y gastos en el reforzamiento de la seguridad.

Gran Caracas. La Gran Caracas es la zona más afectada por los actos vandálicos cometidos en las estaciones de telefonía, porque en las ciudades dormitorio y zonas aledañas se han registrado un gran número de hurtos, refirió Martínez.

“La semana pasada fue afectada la estación Caracas-La Guaira, que queda bajando la autopista, y aún no se ha podido recuperar. Después de que pasas Catia hasta el primer túnel vas a tener serios problemas de señal”.

El directivo refirió que el problema del sector ha sido planteado en las reuniones del Motor Telecomunicaciones, por lo que se creó una Dirección de Seguridad. Dijo que cada caso es reportado a las Zonas Operativas de Defensa Integral y han logrado atrapar a algunos delincuentes. Sin embargo,  también hizo un llamado a la comunidad para que denuncie a través del 0800-Antena si ven alguna situación irregular en las estaciones.

A %d blogueros les gusta esto: