El superintendente William Contreras explicó que se pidió al Ministerio Público abrir una investigación para determinar los delitos cometidos. Además, recordó que Makro ya ha presentado irregularidades con los compromisos laborales a sus empleados.

La Sundde continuará fiscalizando las empresas comercializadoras de productos con el fin de «atacar esta guerra (económica) sobre diversos establecimientos», agregó Contreras.

Para el funcionario, las irregularidades encontradas en Makro forman parte de «principales acciones que ejecuta en la guerra económica este sector de gran poder».