Explicó que «hay unas empresas que tienen un caída de 60% y otras que están totalmente paralizadas». 

Destacó la escasez de planchas litográficas, papel, cartón y tinta en la industria gráfica, y que productos transversales como cajas, envoltorios, etiquetas, estuches, facturas e impresos comerciales que van a otras cadenas, han tenido un aumento del 1200%. ”La incertidumbre económica impacta en el costo de cualquier producto”, declaró Fiol.

Precisó que la falta de divisas paraliza la actividad industrial, ya que » entre 90% o 93% de sus materiales son importados, y que otro problema que los afecta es una fuga de talentos muy marcada”.

Fiol aseveró que ”tenemos el caso de las empresas, muchas han cerrado o dado vacaciones colectivas, lo grave de la situación es que no hay una fecha de regreso, no sabemos cuándo ni en qué condiciones vamos a abrir”.