Cerca de 3 mil millones en pérdidas materiales causó incendio de textilera en Guárico

San Juan de los Morros.- Los bomberos llegaron tarde, solo tenían un camión cisterna que no alcanzaba para apagar el fuego. Comenta el señor Francisco Flores, gerente general de Textilera Fénix, en la capital de Guárico, empresa que el pasado lunes 20 de marzo, aproximadamente a las 5 de la tarde, fue afectada por un voraz incendio que consumió dos de los cuatro galpones, hilandería y almacén.

Las pérdidas materiales ascienden los 2 mil 900 millones de bolívares, 2300 millones en la estructura, 425 millones en maquinaria y 250 millones en tela y materia prima, apuntó Flores.

Los análisis técnicos que hizo el cuerpo de bomberos arrojaron que el incendio habría sido ocasionado por un corto circuito en el galpón de hilandería, donde había mucha fibra y eso al parecer hizo que las llamas se expandieran rápido, explica el gerente de la textilera.

“Tuvo que venir el cuerpo de bomberos de Aragua con un camión cisterna para ayudar a controlar las llamas” explica Flores, quien añadió que su mayor preocupación era un tanque de 40 mil litros de gas que está cercano a los galpones.

Según cuenta el hombre que dedicado su vida a la industria textilera, en la misma empresa hay una piscina con 120 mil litros de agua. Pero los bomberos no tenían una bomba que les permitiera hacer uso de este recurso para controlar en menor tiempo las llamas.

“Le pedimos a las autoridades que por favor ayuden a los bomberos, porque tal vez mañana es otra empresa y el problema es que si se quema algo debemos ayudarnos y para eso están los bomberos, pero necesitan tener sus vehículos y sus herramientas para que cuiden de San Juan”.

Sin seguro

Textilera Fénix era una de las principales empresas de telas en la región, lo que suponía que estaba blindada con un seguro a todo riesgo. “Yo también esperaba que la empresa estuviera asegurada, pero cuando le llamamos al dueño a informar, nos enteramos que no estaba asegurada” lamentó Flores, quien dijo desconocer las razones.

No todo está perdido.

A pesar de la magnitud del accidente, no hubo pérdidas humanas. Fueron momentos de incertidumbre, dolor y frustración. Flores, aclara que no todo está perdido y para la tranquilidad de los más de 80 trabajadores de la textilera, el trabajo continúa. “La empresa funciona en un 20%. Esperamos que en unas 4 semanas tengamos trabajando tejeduría y tintorería, que siempre fue el fuerte de la planta”.

Se conoció que el galpón de hilandería no tenía más de seis meses en funcionamiento. Este departamento permitiría ampliar la producción y abría las puertas a la innovación. “Es una forma de reciclaje de hilo, porque nosotros hacemos el trapo y hacemos hilo nuevamente que sirve para las hamacas…”.

El gerente de la textilera envió un mensaje de tranquilidad a los habitantes del sector Altos de Fénix y sus adyacencias. Desmintió los rumores de cierre en la empresa y enfatizó que, aunque no será fácil, se plantearon un período aproximado de seis meses para retomar el 100% de operatividad en sus instalaciones.

A %d blogueros les gusta esto: