Durante una entrevista en The Late Show con Stephen Colbert, Affleck confesó que decidió llevarse a casa unos batarangs, una especie de bumerán afilado con forma de murciélago.

La producción de Warner Bros. se dio cuenta de inmediato de que algo en utilería hacía falta, y todas las pistas indicaban que el ladrón había sido el ganador de dos premios Oscar.

Ante la consulta de Colbert si se había robado algo set, el actor dijo: «Sí, aunque no lo puedes llamar ‘robar’ al final si te mandan la factura por ello, que es lo que ocurrió en mi caso».